R

Glosario de la UE: Fuente

A / B / C / D / E / F / I / L / P / R / S / T / U / Z

 

 

Reparto de competencias

El Tratado de Lisboa aclara el reparto de competencias entre la UE y los países miembros. Añade a los principios de subsidiariedad y de proporcionalidad el principio de atribución (artículo 5 del Tratado de la Unión Europea, TUE).

Este principio prevé que la UE actúe únicamente dentro de los límites de las competencias que le atribuyen los tratados de la UE. Estas competencias están definidas en los artículos 2 a 6 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE).

Existen cuatro tipos de competencias:

  • las exclusivas (artículo 3 del TFUE), por las que la UE es la única que puede actuar en estos ámbitos (por ejemplo, la unión aduanera y la política comercial);
  • las compartidas entre la UE y los países de la UE (artículo 4 del TFUE). Los países de la UE pueden actuar solo si la UE ha decidido no hacerlo (por ejemplo, la política de cohesión, la energía o el medio ambiente). Los países de la UE pueden solicitar a la Comisión la derogación de un acto legislativo aprobado en relación con uno de estos ámbitos de competencia compartida, en aras de un mayor respeto de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad (Declaración nº 18 aneja al Tratado de Lisboa);
  • la UE establece los regímenes en los que los países de la UE pueden coordinar las políticas (artículo 5 del TFUE; por ejemplo, la política económica);
  • la UE puede apoyar, coordinar o complementar la acción de los países de la UE (artículo 6 del TFUE; por ejemplo, la cultura o el turismo).

 

Responsabilidad social de las empresas (RSE)

La responsabilidad social de las empresas (RSE) hace referencia a la responsabilidad que asumen las empresas ante las repercusiones de su conducta en la sociedad. Esta puede incluir las condiciones de empleo y la normativa laboral, la libertad de asociación, el bienestar en el trabajo, la no discriminación, la igualdad entre hombres y mujeres, la participación de los grupos de interés, los derechos humanos, la reducción de la contaminación y las emisiones y la eliminación del soborno y la corrupción.

La estrategia de la Comisión Europea sobre la responsabilidad social de las empresas 2011-2014 insta a las empresas a aplicar un proceso para «integrar las preocupaciones sociales, medioambientales y éticas, el respeto de los derechos humanos y las preocupaciones de los consumidores en sus operaciones empresariales y su estrategia básica en estrecha colaboración con las partes interesadas». La publicación de la estrategia para el período 2015-2020 está prevista para 2015.

La RSE es importante para la competitividad y se ha demostrado que es beneficiosa en términos de gestión de riesgos, ahorro de costes, acceso al capital, relaciones con los clientes, gestión de recursos humanos y para la capacidad de innovación.

Existe un foro multilateral europeo sobre la RSE para promover el diálogo periódico entre las empresas, sindicatos, organizaciones no gubernamentales y otros grupos en relación con la evolución de la RSE y la política de la UE en este ámbito. Un comité de coordinación del Foro se reúne con más regularidad.

La estrategia de la UE sobre la RSE se basa en directrices y principios internacionales establecidos por las Naciones Unidas y la Organización Internacional del Trabajo, y complementa el trabajo de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos y los gobiernos nacionales.

 

Anuncios