S

Glosario de la UE: Fuente

A / B / C / D / E / F / I / L / P / R / S / T / U / Z

 

 

Schengen (Acuerdo y Convenio)

A través del Acuerdo de Schengen, firmado el 14 de junio de 1985, Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo y los Países Bajos acordaron eliminar progresivamente los controles en sus fronteras interiores y establecer un régimen de libre circulación para todos los nacionales de los países signatarios, los demás países de la Unión Europea (UE) y algunos países de fuera de la UE.

El Convenio de Schengen completa el Acuerdo y define las condiciones y las garantías para establecer un espacio sin controles en las fronteras interiores. Lo firmaron los cinco países citados anteriormente el 19 de junio de 1990 y entró en vigor en 1995. El Acuerdo y el Convenio, junto con los acuerdos y normas relacionados, conforman el «acervo de Schengen», que se integró en el marco de la UE en 1999 y que se ha convertido en parte de la legislación de la UE.

Veintidós de los veintiocho países de la UE forman parte del espacio Schengen. Bulgaria, Croacia, Chipre y Rumanía se integrarán en dicho espacio a su debido tiempo. Irlanda y el Reino Unido disfrutan de exenciones y mantienen controles fronterizos. Otros cuatro países, a saber, Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza, también forman parte del espacio Schengen.

Los países candidatos a la adhesión a la UE deben aceptar íntegramente el acervo de Schengen antes de su adhesión. Con todo, los controles en las fronteras interiores se eliminan únicamente (y por decisión unánime del Consejo) tras una evaluación de la Comisión y de expertos de los países de la UE que confirme que se hayan adoptado todas las medidas complementarias que permiten la eliminación de los controles fronterizos interiores.

Seguridad alimentaria

La política de seguridad alimentaria de la UE fue reformada a principios de los años 2000 tras los diversos casos de crisis relacionados con alimentos destinados a consumo humano y para animales, como la encefalopatía espongiforme bovina (EEB).

La UE tiene como finalidad garantizar que:

  • los alimentos destinados a consumo humano y la alimentación animal sean seguros y nutritivos;
  • existan altos estándares de higiene y bienestar animal, así como de protección fitosanitaria (por ejemplo, un uso seguro de los pesticidas);
  • se proporcione información clara acerca del contenido (por ejemplo, aditivos o conservantes), el origen (trazabilidad) y el uso de los alimentos (por ejemplo, las dietas especiales).

La política de seguridad alimentaria de la UE se rige principalmente por los artículos 168 (Salud pública) y 169 (Protección de los consumidores) del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

La legislación de la UE abarca toda la cadena alimentaria («de la granja a la mesa») y utiliza un enfoque integrado, en el que se abordan aspectos tan variopintos como el etiquetado, el envasado o la higiene.

Las decisiones sobre el terreno se basan en los dictámenes científicos independientes y sólidos de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA). La Oficina Alimentaria y Veterinaria realiza inspecciones in situ tanto dentro como fuera de la UE.

Además, la UE cuenta con un sistema de alerta rápida (RASFF) para proteger a las personas frente a los alimentos no conformes.

Anuncios