T

Glosario de la UE: Fuente

A / B / C / D / E / F / I / L / P / R / S / T / U / Z

 

 

Tratados

La creación de la Comunidad Económica del Carbón y del Acero (CECA) fue el punto de partida de los más de cincuenta años de elaboración de Tratados europeos. Entre 1951 (Tratado CECA) y 2001 (Tratado de Niza) se firmaron nada menos que dieciséis Tratados. Estos Tratados sucesivos no se limitaron a modificar el texto inicial sino que crearon nuevos textos que se combinaron con este.

Los Tratados principales son los siguientes:

  • El Tratado constitutivo de la Comunidad Económica del Carbón y del Acero (CECA), firmado en París en 1951. Este tratado expiró el 23 de julio de 2002.
  • El Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea (CEE), firmado en Roma en 1957.
  • El Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom), firmado en Roma en 1957.
  • El Acta Única Europea (AUE), firmada en Luxemburgo en 1986.
  • El Tratado de la Unión Europea (TUE), firmado en Maastricht en 1992.
  • El Tratado de Ámsterdam, firmado en 1997.
  • El Tratado de Niza, firmado en 2001.

Todos estos Tratados se han modificado en varias ocasiones y, en particular, con ocasión de la adhesión de nuevos Estados miembros en 1973 (Dinamarca, Irlanda y el Reino Unido), 1981 (Grecia), 1986 (España y Portugal), 1995 (Austria, Finlandia y Suecia), 2004 (República Checa, Estonia, Chipre, Letonia, Lituania, Hungría, Malta, Polonia, Eslovaquia y Eslovenia), 2007 (Bulgaria y Rumanía) y 2013 (Croacia).

Tras las dificultades acontecidas en varios países de la Unión Europea (UE) para ratificar el Tratado constitucional europeo firmado en 2004, los líderes europeos acordaron en 2007 convocar una conferencia intergubernamental para dar término y no adoptar una constitución, sino un «tratado de reforma» para la UE. El Tratado de Lisboa, firmado el 17 de diciembre de 2007, entró en vigor el 1 de diciembre de 2009. En él se incluye el Tratado de la Unión Europea (TUE) y el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Sus disposiciones se incorporan a los Tratados existentes.

Tribunal de la Función Pública

El Tribunal de la Función Pública es competente para conocer de las disputas relativas a la función pública de la UE. Esta jurisdicción estaba previamente en manos del Tribunal de Justicia y, tras su creación en 1989, del Tribunal de Primera Instancia (ahora, Tribunal General). Este tribunal, junto con el Tribunal de Justicia y el Tribunal General, forma el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

En virtud del artículo 270 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), el Tribunal tiene jurisdicción para dirimir disputas entre la UE y sus empleados. Tales disputas pueden estar relacionadas con el pago, la contratación, la promoción y las prestaciones de la seguridad social relativas a las enfermedades, la jubilación y los complementos familiares.

Las decisiones del Tribunal pueden ser objeto de apelación, limitada a cuestiones de derecho, ante el Tribunal General. Por su parte, en circunstancias excepcionales, la decisión sobre la apelación del Tribunal General puede ser reexaminada por el Tribunal de Justicia.

El Tribunal de la Función Pública está formado por siete jueces designados por el Consejo durante un periodo de seis años.

 

Tribunal de Justicia de la Unión Europea

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) fue creado en 1952 y el Tratado de Lisboa ha ampliado su alcance jurisdiccional. El TJUE está formado por los dos órganos siguientes:

El Tribunal de Justicia: sigue emitiendo dictámenes preliminares, estudia algunos de los recursos presentados por los países de la UE contra las instituciones europeas y conoce de los recursos contra el Tribunal General. Además, ahora dictamina sobre asuntos relacionados con la libertad, la seguridad y la justicia, y dicta resoluciones relativas a la cooperación policial y judicial en asuntos penales y estudia cuestiones relacionadas con la interpretación de la Carta de los Derechos Fundamentales.

El Tribunal General: es competente para conocer los recursos interpuestos por los ciudadanos y, en algunos casos, por los países de la UE contra las instituciones de la UE. Además, dictamina en los asuntos de relaciones laborales entre las instituciones de la UE y sus funcionarios.

Tribunal General

Junto con el Tribunal de Justicia, el Tribunal General es una de las instituciones judiciales de la Unión Europea (UE) que forman el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Su finalidad es garantizar una interpretación y aplicación uniformes del Derecho de la Unión. Las resoluciones del Tribunal General pueden ser recurridas ante el Tribunal de Justicia, pero los recursos se limitan a cuestiones de Derecho. Antes de que el Tratado de Lisboa entrara en vigor, el 1 de diciembre de 2009, se le conocía como Tribunal de Primera Instancia.

El Tribunal es competente para tramitar:

  • los recursos interpuestos por personas físicas, empresas u organizaciones para obtener la anulación de los actos de las instituciones y organismos de la UE,
  • los recursos formulados por los países de la UE para obtener la anulación de ciertas decisiones de la Comisión o del Consejo,
  • los recursos relativos a la marca de la UE,
  • los recursos sobre relaciones laborales entre las instituciones de la UE y sus funcionarios.

El Tribunal General tiene actualmente cuarenta y siete jueces. Como parte de la reforma del sistema judicial de la UE, este número aumentará hasta cincuenta y seis (dos por cada país de la UE) en 2019. Estos son nombrados de común acuerdo por los Gobiernos de los países de la UE por un periodo de seis años renovable.

Anuncios